Vendaje de compresión para linfedema

Share

El linfedema se refiere al tipo de edema producido por una obstrucción en los canales linfáticos del organismo.
Tal situación se produce por la acumulación de la linfa (compuesta por un líquido claro rico en proteínas y fibroblastos) en los espacios intersticiales (área existente entre las distintas células de un tejido), dentro del tejido celular subcutáneo. Obedece por lo general a un fallo o a una insuficiencia en el sistema linfático, y trae como consecuencia el aumento del volumen de las extremidades, en forma completa o parcial, y la desaparición de los relieves que por debajo de la piel se aprecian.

Los vendajes compresivos resultan parte fundamental del tratamiento y control del linfedema, y se realizan ya sea con vendajes compresivos o con medias elásticas, con la recomendación general de que se utilicen los tejidos más finos que la compresión necesaria permita.
Esto es así porque se deben evitar definitivamente zonas de estrangulamiento en la piel, y además garantizar
que la compresión sea confortable y decreciente (mayor en pierna o antebrazo y menor en muslo o brazo).

Las vendas se utilizan mientras se realiza el drenaje linfático manual y deben ser colocadas por el fisioterapeuta tras la finalización de cada sesión y mantenidas durante el descanso nocturno. Las medias elásticas hechas a medida deben tener una compresión extra-fuerte (>60 mm Hg).
Por lo general su colocación puede ser dificultosa, sobre todo para pacientes mayores. Deben colocarse por la mañana, antes de levantarse de la cama y retirase al finalizar el día para sustituirlas por el vendaje compresivo.
Por lo general, para la colocación de este último en forma correcta es necesaria la asistencia de una persona.

En los siguientes videos realizados por la Michigan State University podrás ver como se realiza el vendaje de compresión para linfedema (en inglés).

Part 1


Part 2


Part 3

Fondo Europeo de Desarrollo Regional